domingo, 30 de noviembre de 2008

El secreto extraterrestre

Hace tres semanas se descubrió el secreto sobre el espacio.
Lo sucedido fue así. Un científico loco, cuyo apodo era patonaringólogo y por eso se dice otorrinolaringólogo, ya verán porqué. Como les decía, él estaba loco, no como otros científicos, aunque todos pensaban y decían que no, él sostenía la idea de que los extraterrestres sí existían, algunos decían que era porque él era uno.
El descubrimiento no fue normal, la cosa fue así. Él estaba leyendo un libro sobre fantasía, para él lo imposible y se le ocurrió hacer un experimento. El experimento se trataba de estrellas, él quería hacer creer a todos que eran de verdad cuando no lo eran. Él de repente pensó, mejor dicho, se acordó de que todos le decían que estaba loco por los extraterrestres y ahí se le ocurrió una súper idea. La idea era así, él sabía que a la esposa del jefe de la NASA le encantaban los peluches, entonces él le iba a mandar un peluche que ella lo iba a abrazar como loca hasta que se diera cuenta de que adentro había un paquete. Como todo el mundo sabe, el esposo no la autoriza a abrir paquetes aunque estén dirigidos a ella, por eso lo abriría él. Dentro habría un video de las estrellas falsas y él se disfrazaría de extraterrestre y el jefe de la NASA lo vería y por fin todos le creerían. Y así fue.
Después de esto solo yo, y desde ahora tú también sabemos que el descubrimiento extraterrestre no fue un verdadero descubrimiento, sino falso.

Oriana

Muestra del Taller Puertas a la Fantasía 2008

Taller de escritura Puertas a la Fantasía

Sabemos que la palabra nos revela y rebela, sabemos que la palabra amalgama. Pero...¿cuáles son esas palabras, de dónde provienen, de qué experiencias, de qué sensaciones, de qué percepciones, de qué angustias o maravillas?

Puertas a la fantasía buscará la palabra atravesando un camino donde iremos adentrándonos en lugares mágicos, donde vivenciaremos el arte para ser protagonistas de nuestra experiencia. Buscaremos en los hechos artísticos que nos rodean los múltiples sentidos, en el lenguaje íntimo de la música o de la imagen, la introspección.

Queremos que chicos y chicas descubran las puertas a la sensibilidad, al arte y, fundamentalmente, que abran las puertas a sus propias palabras porque ellas son las que permiten con su historia, sus vaivenes, sus múltiples sentidos, sus diferentes colores y matices inventar nuevas puertas para abrir, nuevos mundos.