domingo, 30 de noviembre de 2008

Mezcla de imágenes

Un experimento que sirva para parar el tiempo y poder quedarme más tiempo durmiendo o uno que sirva para adelantar el tiempo y pasar la clase de ciencias naturales.
Un mundo tranquilo en el espacio al que se pueda viajar en avión cuando quieras sin tener que pagar.
Un experimento sorpresa para poder mirar el cielo desde el avión sin vomitar.
Unos árboles que crezcan en las playas en las que se sienta música y que les crezcan libros de fantasía y terror.
Un mundo de fantasía en el que se viaja en tren, donde se puede cabalgar, ver el espacio sin telescopio, donde no existan pesadillas y puedan comerse manzanas todo el día.
Un avión en el que puedas viajar a donde quieras. Una computadora en la que se pueda también hablar por teléfono y sacar fotos.
Un teléfono que haya que pagar y que por eso mi mamá no me saque del teléfono y poder seguir hablando del programa que estamos viendo yo y la persona con la que estoy hablando.

Oriana

Muestra del Taller Puertas a la Fantasía 2008

Taller de escritura Puertas a la Fantasía

Sabemos que la palabra nos revela y rebela, sabemos que la palabra amalgama. Pero...¿cuáles son esas palabras, de dónde provienen, de qué experiencias, de qué sensaciones, de qué percepciones, de qué angustias o maravillas?

Puertas a la fantasía buscará la palabra atravesando un camino donde iremos adentrándonos en lugares mágicos, donde vivenciaremos el arte para ser protagonistas de nuestra experiencia. Buscaremos en los hechos artísticos que nos rodean los múltiples sentidos, en el lenguaje íntimo de la música o de la imagen, la introspección.

Queremos que chicos y chicas descubran las puertas a la sensibilidad, al arte y, fundamentalmente, que abran las puertas a sus propias palabras porque ellas son las que permiten con su historia, sus vaivenes, sus múltiples sentidos, sus diferentes colores y matices inventar nuevas puertas para abrir, nuevos mundos.