lunes, 8 de diciembre de 2008

Leendro palabras

Mi nacimiento fue bastante curioso, durante un golpe de estado se tuvieron que quemar libros; mi alma corría libre pues mi cuerpo estaba a kilómetros bajo tierra, en la tierra natal de mi héroe y ejemplo a seguir José Martí, que nació en Cuba.
Al ver libros quemándose, no pude soportarlo y rescaté todos los libros que pude y cree mi propio cuerpo, hecho, claro está, de libros.

Este hombre saluda así: “Hola, no hagan olas”
Y suele halar así: “He llegado a casa, abran cancha que aquí viene Leendo palabras”.
Si su amigo acierta le dice: “Elemental, mi querida Alicia”.
Cuando su conejo se escapa lo llama a gritos: “Señor Conejo, señor Conejo”.
Y cuando su día terminó, por la ventana grita: “Colorín colorado, este día ha terminado”

Vive con miedo de que se le borren las palabras, para evitar peligros toda la semana repasa los libros con su barba de plumas, si se queda sin tinta en sus ojos, su barba pincha.

Malena

Muestra del Taller Puertas a la Fantasía 2008

Taller de escritura Puertas a la Fantasía

Sabemos que la palabra nos revela y rebela, sabemos que la palabra amalgama. Pero...¿cuáles son esas palabras, de dónde provienen, de qué experiencias, de qué sensaciones, de qué percepciones, de qué angustias o maravillas?

Puertas a la fantasía buscará la palabra atravesando un camino donde iremos adentrándonos en lugares mágicos, donde vivenciaremos el arte para ser protagonistas de nuestra experiencia. Buscaremos en los hechos artísticos que nos rodean los múltiples sentidos, en el lenguaje íntimo de la música o de la imagen, la introspección.

Queremos que chicos y chicas descubran las puertas a la sensibilidad, al arte y, fundamentalmente, que abran las puertas a sus propias palabras porque ellas son las que permiten con su historia, sus vaivenes, sus múltiples sentidos, sus diferentes colores y matices inventar nuevas puertas para abrir, nuevos mundos.