lunes, 8 de diciembre de 2008

Plagio de poesía

¿Para qué cansarme en recordar
recuerdos del pasado?
por mucho que trate de evitarlo no puedo:
la espera es parte de mí
yo soy parte de ella…
escuchando su voz
Viendo el paisaje falso de las falsas
ventanas
Bajando oxidadas escaleras
recordando que la espera me recuerda como saber esperar

Malena


ESPERA
Oliverio Girondo

Esperaba,
esperaba
y todavía
y siempre
esperando,
esperando
con todas las arterias,
con el sacro,
el cansancio,
la esperanza,
la médula;
distendido,
exaltado,
apurando la espera,
por vocación,
por vicio,
sin desmayo,
ni tregua.

Para qué extenuarme en alumbrar recuerdos
que son pura ceniza?
Por muy lejos que mire:
la espera es ya conmigo,
y yo estoy con la espera...
escuchando sus ecos,
asomado al paisaje de sus falsas ventanas,
descendiendo sus huecas escaleras de herrumbre,
ante sus chimeneas,
sus muros desolados,
sus rítmicas goteras,
esperando,
esperando,
entregando a esa espera
interminable,
absurda,
voraz,
desesperada.

Sólo yo...
Sí!
yo sólo
sé hasta dónde he esperado,
qué ráfagas de espera arrasaron mis nervios;
con qué ardor,
y qué fiebre
esperé
esperaba,
cada vez con más ansias
de esperar y de espera.

Ah! el hartazgo y el hambre de seguir esperando,
de no apartar un gesto de esa espera insaciable,
de vivirla en mis venas,
y respirar en ella
la realidad,
el sueño,
el olvido,
el recuerdo;
sin importarme nada,
no saber qué esperaba:
siempre haberlo ignorado!
cada vez más resuelto a prolongar la espera,
y a esperar,
y esperar,
y seguir esperando
con tal de no acercarme
a la aridez inerte,
a la desesperanza
de no esperar ya nada;
de no poder, siquiera,
continuar esperando.

Muestra del Taller Puertas a la Fantasía 2008

Taller de escritura Puertas a la Fantasía

Sabemos que la palabra nos revela y rebela, sabemos que la palabra amalgama. Pero...¿cuáles son esas palabras, de dónde provienen, de qué experiencias, de qué sensaciones, de qué percepciones, de qué angustias o maravillas?

Puertas a la fantasía buscará la palabra atravesando un camino donde iremos adentrándonos en lugares mágicos, donde vivenciaremos el arte para ser protagonistas de nuestra experiencia. Buscaremos en los hechos artísticos que nos rodean los múltiples sentidos, en el lenguaje íntimo de la música o de la imagen, la introspección.

Queremos que chicos y chicas descubran las puertas a la sensibilidad, al arte y, fundamentalmente, que abran las puertas a sus propias palabras porque ellas son las que permiten con su historia, sus vaivenes, sus múltiples sentidos, sus diferentes colores y matices inventar nuevas puertas para abrir, nuevos mundos.